Sexo

 

Amigas y amigos de Liruch, hoy queremos tocar con vosotros un poco de literatura, queremos dar la recomendación de la semana. Buscando en el top de los más vendidos de amazon, hemos encontrado esta joya que hará poner tu piel de gallina.

Estamos hablando de una novela erótica para mayores de 18 años. Sabemos que en estos últimos años hemos sido consumistas de novelas eróticas, pero amigas de Liruch, esta novela me parece que merece una oportunidad, por eso queremos recomendarla como elección de la semana.

¿Pero quién es Amanda Seibiel?

Ella se describe muy bien en su web donde nos cuenta un poco sobre ella:

Nací en Galicia y, a los 24 años, fijé mi residencia en Alicante. Allí me enamoré de mi marido, que me pidió matrimonio al día siguiente de conocernos. Llevamos diecisiete años juntos y tenemos un hijo. Son lo mejor que me ha pasado en la vida.
Un día, por asuntos de trabajo, mi marido me pidió que le escribiera unos relatos eróticos. Escribí tres. Me pidió que le añadiera otro capítulo a uno de ellos, así que, poco a poco, fue creciendo hasta dar forma a mi primera novela, Lo que quiero lo consigo.
Soy una mujer a la que le gusta la tranquilidad, disfrutar de mi marido, mi hijo y mis tres chihuahuas. Me aportan la felicidad que necesito y las fuerzas para levantarme a las seis de la mañana, sentarme ante el ordenador durante horas y seguir creando historias. Me gusta salir a caminar y, siempre que puedo, me escapo a la playa. Soñé con viajar y lo hice. He viajado muchísimo, pero todavía me quedan lugares por descubrir. Esa es mi pasión. También me encantan las gominolas y el chocolate, que en mi casa no pueden faltar. También adoro los animales: si veo un perrito por la calle, tengo que ir a tocarlo, no puedo evitarlo. Soy protectora con los míos y los defiendo a muerte. Odio las mentiras. Siempre digo que la mejor palabra para definirme es «rara», pero me encanta.
Esta soy yo. Con la verdad por delante y mil y una historias que contar. ¿Me sigues?

http://amandaseibiel.es/

https://www.facebook.com/amandaseibiel

Amanda Seibiel nos presenta dos libros, uno de ellos que se llama: Lo que quiero lo consigo.

Narra la historia de Verónica Ruiz una chica que vive en Madrid y trabaja como dependienta. Ella decide irse de vacaciones a Cancún junto a una amiga, en estas vacaciones conoce a Marco.

Lo que en un principio solo es un simple coqueteo, se convierte más tarde en encuentros forzados donde el sexo salvaje aumenta el deseo de Verónica hacia él. Y ese deseo parece crecer también en Marco, que comienza a acosar a nuestra protagonista. Pero el problema viene cuando Verónica debe luchar contra la obsesión que, poco a poco, nace en su interior hacia Marco; y también porque él parece dispuesto a hacer cualquier cosa para conseguir lo que se propone.

Una novela de 434 páginas que te enganchará desde la primera línea.

Disponible en el siguiente enlace

Amanda además nos deleita con un libro donde recopila sus relatos, una bomba de erotismo y pasión, historias que llegarán muy dentro tuyo. Lo bueno de estos relatos es que son sencillos, nada monótonos, sin tapujos, hasta consigue hacernos sentir las protagonistas de las historias. Incluye:

1.- Lunes de corazones. 2.- Rosas al corazón. 3.- El pinchaso de la medusa. 4.- Vacaciones naturales. 5.- La masajista. 6.- La chica de las botas tejanas. 7.- Avance “Lo que quiero lo consigo”

Disponible en amazon en el siguiente enlace.

 

 

Podemos ver un book trailer en https://www.youtube.com/watch?v=2ljI5HQVOzs

¿Puede influir lo que ingerimos en nuestro rendimiento sexual?
Pues parece ser que sí. Algunas investigaciones alimentarias han afirmado que ciertas comidas pueden mejorar nuestra actividad sexual, al mismo tiempo que también hay otras que pueden perjudicarlas. No se trata de los típicos afrodisiacos, conocidos por todo el mundo hace siglos. Además muchos científicos dicen que el efecto afrodisiaco funciona simplemente como un placebo, al pensar que hemos consumido un alimento que ayuda a nuestra libido y entonces nosotros mismos sin darnos cuenta nos empeñamos en hacerlo mejor.
Comer una variedad de comidas con propiedades pueden hacer mejorar la libido y poner el toque que hace falta en la cama.
Además estos alimentos pueden hacer que mejore nuestro humor y bienestar, en otras ocasiones pueden hacer que mejore la circulación o que nos relajen.

Espárrago, a pesar del horrible olor que produce al orinar, el ácido fólico que contiene ayuda a la producción de histamina. Muchos estudios han demostrado que es lo que se libera durante al orgasmo y que está relacionado con el rubor de las mujeres. Si hay deficiencia de idazólina disminuye la libido.
Salmón. Los ácidos omega 3 que contiene mantienen la función hormonal y contribuyen a la generación de dopamina que facilita la excitación sexual.
Sandía. No hay nada confirmado que asegure que la sandía cause el efecto sexual, pero en estudios no avalados dicen que la sandía puede producir efectos semejantes a los de la viagra, cierto o no es una fruta muy sana para consumir.
Almendras. Zinc, selenio y vitamina E son unas de las tres vitaminas presentes en este fruto sexo que influyen de una manera muy positiva en nuestro rendimiento sexual. La producción de testosterona dependen del Zinc, la Vitamina E favorece la circulación y el selenio favorece la secreción de testosterona y mejora la calidad del semen.
Nueces. Trata los problemas de difusión sexual y contribuye a aumentar el deseo, La argininina que contiene genera óxido nítrico que relaja las venas del pene y mejora el flujo sanguíneo.
La famosa dieta mediterránea siempre va a ser un beneficio en todos los aspectos de nuestra salud, ya que contienen mucho de los alimentos comentados en esta lista.
Jengibre. Ya nos lo dice el Kamasutra, favorece la circulación de la sangre y permite una mayor sensibilidad en las zonas erógenas, además de muchos beneficios que hemos comentado en el blog Liruch.
Ostras. Este alimento al igual que los mejillones y las almejas favorecen la producción de hormonas sexuales.
Aguacate. Conocido por los Aztecas como el fruto del testículo, ya que contiene vitamina E y B6 que ayudan a la circulación sanguínea y regulan los niveles hormonales.
Ajo. Puede que no sea el más sensual de los alimentos y su olor deja mucho recuerdo, pero contiene numerosas propiedades que ayudan a nuestros órganos sexuales. Tiene que ser tomado de manera fresca y a ser posible con miel para no eliminar sus efectos.
Chocolate. Como olvidarnos de esta delicia. La feniletilamina que abundan en el chocolate es la droga del amor, por eso se recomienda una onza al día.

¿Y tu que truquitos tienes para mantener tu vida sexual óptima y saludable?

“El sexo forma parte de la naturaleza. Y yo me llevo de maravilla con la naturaleza.” -Marilyn Monroe

La diferencia que separa al género femenino y masculino son variadas, y por supuesto en cuestión de sexo.
Esta claro que hombres y mujeres no experimentamos el placer de la misma forma, aunque si que hay bastantes parecidos, las diferencias siempre van a ser muchas más.
Un orgasmo es una respuesta neurovegetativa (Es aquella parte del sistema nervioso que no controlamos, por ejemplo la piel, corazón..) y esto pasa en la fase de excitación. Tenemos 5 fases: deseo, excitación, meseta, orgasmo y resolución.
En cada fase existen diferencias entre hombres y mujeres, el orgasmo se produce cuando los músculos genitales y pélvicos llegan a la máxima tensión por la sangre acumulada ny entonces es cuando se envía este mensaje a la médula.
El clímax es la reacción a esos mensajes que provoca la contracción de los músculos.
Una cosa en común es que ambos sexos liberan oxitocina durante el orgasmo (Hormona secretada por la hipófisis que tiene la propiedad de provocar contracciones uterinas y estimular la subida de la leche)
Esta hormona hace que las contracciones sean más acentuadas, por ejemplo con calor, cosquilleo y presión, son algunas de las sensaciones experimentadas.

¿Pero cual es la diferencia entre hombres y mujeres?

En las mujeres
Las mujeres necesitan mas dedicación a la hora de llegar al punto de excitación sexual, es la diferencia con los hombres que en pocos minutos pueden llegar al orgasmo.
Las contracciones uterinas y de los músculos vaginales se inician a intervalos muy cortos y el número puede variar mucho, disminuyendo poco a poco de duración, intensidad y frecuencia.
Otra diferencia es que la imaginación en la mujer juega un papel muy importante a la hora de llegar al orgasmo. Otra cosa que nos diferencia es que el clímax no es tan evidente como en un hombre y su eyaculación, en las chicas las expulsión de fluido es menos visible, aunque todo es según el cuerpo de cada persona.
Una de las mejores diferencias es que tras el orgasmo se vuelve al punto inicial, es decir, un estado previo al del orgasmo, dando la suerte a las mujeres de poder continuar y tener más orgasmos si se sigue estimulando antes de que baje la tensión sexual.

etapas-mujer

En los hombres
En los hombres las contracciones son más limitadas, esto explica por que el orgasmo masculino es más corto, el clímax dura de una media entre 4 y 8 segundos.
Una equivocación y que preocupa a las mujeres es: ¿Por qué no ha eyaculado? ¿No le gusto?
Esto es un gran error por que la eyaculación puede darse al alcanzar el clímax o no darse, pero que no eyacule no es una desventaja, todo lo contrario estos hombres tienen el potencial de alcanzar clímax ininterrumpidos.

placer_masculino_y_femenino_ampliacion

Ahora vamos a explicar las fases del orgasmo
1. Excitación
Es el comienzo, las sensaciones eróticas van en aumento, la respiración, el ritmo cardiaco y nuestra presión arterial. En el hombre aparece la erección, el escroto se hace más espeso, el saco escrotal ensancha y los testículos se elevan.
En la mujer se relajan los músculos, respuesta epidérmica enrojecimiento y los pezones se ponen erectos.
2. Meseta
Estado elevado de excitación, en el hombre erección firme el pene alcanza su máximo tamaño y en la mujer aparece hinchazón y cambio de color en los labios menores, el útero se eleva y el clítoris se retrae en posición plana.
3. Orgasmo
La tercera fase es la más placentera, el punto de mayor excitación, donde el hombre alcanza a eyacular, pero antes de esto esta la contracción de los órganos internos, como la uretra y los músculos de la base del pene. A posteriori el hombre llega a un estado refractario, esto quiere decir que tiene que pasar un tiempo hasta que el hombre pueda volver a eyacular, esto varia según la edad, a mayor edad mayor es el periodo refractario.
La diferencia de la mujer como ya explicamos es que ellas pueden continuar y volver al inicio.
4. Resolución
Aquí toda respuesta a los estímulos disminuye, todo vuelve al estado inicial (ritmo cardiaco, presión arterial y respiración)
En el hombre sus testículos bajan, el pene regresa a su estado de flacidez.
En la mujer el clítoris vuelve a su posición normal 10 segundos después, en cambio la vagina tarde de 15 a 30 minutos en volver al estado de relajación.

orgasmo-femenino

Ahora que ya sabes la teoría, es el momento de llevarlo a la práctica, ¿no crees?

La longitud media del pene está en unos 15 centímetros, un 90% de los hombres de todo el mundo tienen un pene de entre 13 y 18 cm. La longitud mínima y máxima para un pene adecuadamente funcional está entre los 1,5 cm y 30 cm respectivamente.

¿Cuál es el tamaño “normal” del pene?

El crecimiento del pene se completa al final de la etapa de la pubertad, alrededor de  los 16 o 17 años. Casi todos los chicos, tarde o temprano, tienen algunas dudas sobre las mediciones de su pene, pero con la experiencia estas dudas se van. Cuando el pene no está erecto, por lo general cuelga libremente hacia abajo y mide alrededor de 8 a 11 cm de largo y 3 cm de diámetro, aunque el aire frío, el agua fría, el miedo o la ansiedad hacen que se acorte.  El peso de un hombre, su constitución y su estatura no tienen relación con el tamaño de su pene, ni en erección, ni en flacidez.

El tamaño del pene es importante sólo para las personas que lo creen que lo es. Si tienen relaciones y quieren un pene más grande, entonces el tamaño del pene es importante, pero sólo para ellos. Muchas mujeres dicen que los hombres se preocupan demasiado por el tamaño de su pene, la vagina tiene un tamaño de entre los 8 y los 13 cm de largo, de manera que incluso un pequeño pene alcanzaría cada centímetro de ella.

Si quieres medir tu pene, hazlo correctamente , al igual que hacen los médicos: Obtén una erección mientras estás de pie, dobla suavemente el pene para que llegue a una posición paralela al suelo, pon la regla o metro hasta el hueso púbico, y mide hasta la punta del mismo.

¿Puede aumentar el tamaño del pene?

Sí, hay métodos quirúrgicos para hacerlo, como por ejemplo el procedimiento Bihari, y la inyección de grasa:

  • El procedimiento Bihari consiste en cortar el ligamento que une el pene al cuerpo, en este caso se añade de 3 a 5 cm de longitud al pene.
  • Durante el proceso de inyección de grasa se toma una pequeña cantidad de grasa de la parte interior del muslo y se inyecta en el pene. El cuerpo rechaza una parte significativa de esta grasa inyectada, a continuación, la operación debe repetirse varias veces, este método implica un mayor riesgo de infección.

Para finalizar vamos a ver algunas cosas importantes que debemos tener en cuenta:

  • Las paredes de la vagina son muy resistentes, pero su excesiva distensión puede causar dolor.
  • Las mujeres suelen tener más un orgasmos por el clítoris que por la vagina.
  • Un tamaño de pene con los límites normales inferiores puede llevar a la práctica la gama completa de posiciones sexuales.
  • Una longitud mayor de 20 cm por lo general requiere algo de atención durante la relación sexual para que el pene no penetre completamente en la vagina o si penetra totalmente no hacer un empuje violento.

En realidad el fetichismo es el deseo erótico de las personas de sexo masculino hacia los pies femeninos. El deseo sexual en este sentido es intenso, principal y exclusivamente dirigido a los pies. Este tipo de fetichismo es uno de los aspectos de la sexualidad humana, y como tal, si no es obsesivo, hay que verlo simplemente como un ingrediente para hacer intrigante la relación con la pareja.

Sólo cuando una persona no es capaz de obtener un orgasmo sin que intervengan los pies, puede ser considerado un trastorno de fetichismo. El culto para los pies es un nuevo juego que se añade a la sexualidad, el erotismo o un inocente amable encuentro entre un hombre y una mujer. En este caso el deseo del hombre no es ser excavo de una mujer, sino el de una persona que tiene pasión natural por los pies de las mujeres. De hecho los pies tienen un fuerte poder de seducción, especialmente cuando están limpios, arreglados y bonitos, son extremadamente sensuales y atractivos.

Por lo general los fetichistas de los pies tienden a manifestarse a una edad temprana, incluso antes del desarrollo sexual. Algunas teorías afirman que los amantes de esta situación son las personas que expresan su sexualidad en forma de presentación.

Las actividades sexuales con los pies pueden constar de varias prácticas:

– Besar los pies.
– Lamer los pies.
– Olfatear los pies.
– Tesucking: chupar los dedos de los pies.
– Masajear de pies: Obtener masajes por todo el cuerpo con los pies.
– Pisotear: se realiza mediante la intensificación de los pies en el cuerpo, a veces incluso con tacones.
– Masturbar con los pies.

A menudo el fetichismo del pie también se relaciona con los calcetines, medias, calzados elegantes, sofisticados y sexys, tacones altos, etc….

A menudo sucede que la primera vez es difícil o no se corresponde con lo que hemos soñado, especialmente para las chicas. Esto se debe al hecho de que hombres y mujeres tienen un concepto muy diferente de la virginidad, aunque nunca se debe generalizar.

Muy a menudo las chicas dan al tiempo un valor mucho mayor, esperando el momento adecuado, el ambiente adecuado, la persona adecuada, etc,… Un chico sin embargo suele verlo como algo para celebrar con los amigos.

A menudo el hombre se avergüenza de ser virgen, debemos señalar un hecho importante: No es malo ser virgen, no es un estado negativo o un punto a favor o en contra, es sólo un hecho,  para el hombre la virginidad es una cosa mental, más que físico.

Algunos chicos vírgenes prefieren a las chicas vírgenes, a menudo por que ven a una chica inocente, dulce, la cual no será capaz de hacer comparaciones con otros hombres. Otros, sin embargo las evitan por que son demasiado inexpertas, porque piensan que no les darán placer como se merecen.

El hombre se pone muy nervioso en su primera vez aunque no lo quiera reconocer y a la hora de ponerse manos a la obra es un poco bruto y torpe. Normalmente si lo hace con calma, suave y sin prisas le resultará más placentero y le dejará un buen sabor de boca, de la otra manera sería como saltar la valla en vez de entrar por la puerta.

La técnica de intentarlo una y otra vez hasta que se introduce es incorrecta, ya que a menudo es dolorosa y puede dar lugar a traumas y problemas en el futuro, incluso con los orgasmos.

Si vas a perder tu virginidad con una chica que no lo es, no dudes en hablarle y te llevará a un buen orgasmo.

Déjate llevar y haz que tu primera vez merezca la pena, ya sabes que Liruch siempre habla desde la voz de los expertos, os animamos a que nos contéis o nos aconsejéis desde vuestra propia experiencia.

Además del coeficiente intelectual y emocional, ahora también podemos desarrollar nuestra inteligencia sexual gracias al valioso asesoramiento de psicólogos.

Para vivir una sexualidad satisfactoria, según los expertos, se utilizan básicamente tres cosas: la competencia, el auto-conocimiento y una buena relación con tu pareja.

Una actitud abierta frente al universo erótico, experimentar el sexo como algo mágico y único, lejos de todas esas represiones y obsesiones con respecto a él, es la clave para ser capaz de sentirte sexualmente inteligente, lo que hace que nuestra vida sea feliz y satisfactoria.

La “sabiduría sexual” se puede medir, cuantificar y, sobre todo, fortalizar. Ser inteligente sexualmente y vivir una mejor vida sexual no depende de la belleza o destreza física, sino por las habilidades que se pueden adquirir y desarrollar.

Las personas sexualmente inteligentes son aquellas que poseen más información científica sobre el vasto mundo de la sexualidad humana. Sólo a través de una adecuada educación sexual se puede combatir mitos y tabúes que internalizar más o menos inconscientemente a través de la cultura popular, la religión y la familia.

Una vez que nos libremos de estos tabúes, podemos desarrollar lo que los expertos llaman el secreto del ego, consiste en descubrir nuestra propia sexualidad, comprobar lo que nos atrae y lo que nos excita. Son nuestros deseos muy personales, nuestros sentimientos y nuestras emociones, que hacen nuestra vida el amor una vida gratificante, no lo que otros piensan que es mejor para nosotros.

El sexo es una cosa de dos y, por tanto, mantener una rica vida sexual implica la participación de otra persona, no sólo a nosotros mismos. No vamos a lograr altos grados de inteligencia sexual hasta que discutamos realmente con nuestras parejas de nuestra vida sexual, los problemas y las fantasías que le conciernen. Tenemos que aprender a ser honestos con nosotros mismos.

Si tenemos la cabeza llena de pensamientos como el trabajo, los niños y la rutina diaria, detengámonos un momento, vamos a respirar profundamente y encerrarnos en la habitación con velas y música suave. Pensemos en situaciones que nos exciten para crear un espacio sexual en nuestras mentes y nos dediquemos unos minutos al día para volver a descubrir nuestras fantasías mentales, y luego ponerlos en práctica.

Podemos resumir la inteligencia sexual como la capacidad de aprender a conocerse y valorarse, liberándonos del miedo y la culpa, el deseo de informar y saber más acerca de la sexualidad, y el conocimiento para descubrir que el sexo es mejor cuando hay amor, la apertura y el respeto por la otra persona.

Culpamos a la falta de experiencia, de emoción o falta de fuego, pero ¿ su forma de hacerte el amor te deja insatisfecha?. Antes de que se acostumbre a esa forma de hacerlo, no dejes que te gane la timidez y toma las riendas del juego. Uno lo hace por si mismo, pero está claro que también para el otro, recuerda: un buen entendimiento en la cama es un factor esencial para la pareja.

Si va directo al grano puede que sea un egoísta. A estas alturas todo el mundo sabe que a las mujeres les gusta besar y acariciar. Es importante actuar antes de que sea demasiado tarde para arreglarlo, las palabras no son necesarias, hay que actuar: propón el “juego del espejo”: refleja vuestra imagen, y acarícialo con la misma intensidad y la pasión que él utilizaría, él hará lo mismo y comprenderá de inmediato.

Después de hacer el amor, se duerme. ¿Es uno de los que caen en hibernación después de los trabajos dulces de amor? No es un insensible, que no te preocupes!, la culpa es de la serotonina, un neurotransmisor que induce al hombre de la tranquilidad después del placer. Trata de mantenerlo despierto lo suficiente: después de una fase de reposo corta volverá a estar en forma.

¿Convertido en un salvaje? Algunos de los hombres se transforman en la cama, pierden toda moderación y respeto, se vuelven violentos en sus gestos y palabras. El que se comporta de esta manera puede que sea sexualmente inmaduro, a no ser que sea consentido. Trata de enseñar que el sexo es un intercambio de amor y afecto, así como las sensaciones físicas. Si no le gusta tu estilo díselo, debería intentar cambiar.

¿Siempre quiere hacerlo en la misma posición? Puede ser un hombre dulce, sensible e inteligente, pero con poca imaginación, es posible que tenga temores de un rendimiento decepcionante por el cambio de hábitos. Tranquilízalo, dile que es un amante con todos los adornos, así se verá obligado a probar otras posiciones y se desbloqueará.

Si el orgasmo es un espejismo para ti, es hora de tomar cartas en el asunto, y como siempre aquí esta Liruch y sus consejos.

En primer lugar hay que confiar: Casi la mitad de las mujeres sexualmente activas no es capaz de alcanzar el orgasmo, el hombre no puede garantizar el placer de la mujer. Unas de las principales razones que impiden el pleno disfrute de una mujer son: Mala relación con su cuerpo, vergüenza de expresar sus deseos y siempre las mismas posiciones sexuales.

Cuando la mujer está incómoda o insegura acerca de su sexualidad, es poco probable que tenga un orgasmo, la estimulación del clítoris y la vagina requieren saber cómo utilizarlo para obtener placer. Las mujeres podemos entender cómo funciona nuestro propio cuerpo, pero a veces somos incapaces de relajarnos para dejar que nos proporcionen satisfacción.

Hay que aprender a amarse unos a otros, esto significa que se puede probar el autoerotismo, abandonar todos los complejos para poder entregarse completamente al placer, podemos llegar a conseguirlo con nuestra ayuda y también si nuestro chico están dispuestos a emplear algunos trucos.

Así que para conseguir un orgasmo vaginal puede que un truco sea cambiar varias veces de posición y entregarse por completo cuerpo a cuerpo sintiendo y disfrutando del placer. Hay que tener en cuenta que cada mujer es un mundo, es muy importante hablar con tu pareja y explicarle dónde está cada uno de esos puntos, y así ayudarnos a alcanzar el orgasmo. Ellos a veces no saben qué puntos tocar o qué ritmo seguir, y por supuesto hay que involucrarse en la situación, por eso es bueno dejar de sentir vergüenza, así podrás pedir a tu pareja el cambio de posición o dirigirle la mano hacia donde quieres que te toque, ésta es una de la manera de llegar a conseguir un orgasmo satisfactorio.

Ya sabes si lo clásico no funciona y siempre te quedas como si nada, es hora de coger la sartén por el mango y empezar a disfrutar del sexo.

Recuerda: Lograr un placer completo es un derecho que debe ser disfrutado sin culpas ni tabúes.

Es cierto eso que dicen que los hombres son de Marte y las mujeres son de Venus, de hecho, es que vivimos en planetas completamente diferentes, por lo que con frecuencia generan una gran cantidad de malos entendidos.

El malentendido puede ocurrir también en el plano sexual, por lo general el hombre después de tener sexo siente fisiológicamente la necesidad de descansar o permanecer tranquilo, esto a menudo se convierte en una causa de tensión y disputas, por que a nosotras, las mujeres, nos gusta tener unos momentos de ternura y diálogo después de haber hecho el amor.

¿Por qué sucede esto?

A la espera de algún elevado escudo feminista, los científicos rompen una lanza a favor del comportamiento de los hombres, es decir, no es una deliberada falta de atención a las parejas ya que es algo que va en la genética, y por lo tanto, ellos son así. Los científicos argumentan que los cerebros de los hombres están diseñados precisamente para el modo off después del sexo.

Existen una serie de experimentos neurocientíficos en los que se ha analizado los efectos y actividad del cerebro de los hombres antes y después del orgasmo, y tras ellos se ha descubirto que después del acto sexual el hombre deja de pensar (en el sentido literal del término). Dos áreas, la amígdala y la corteza cingulada trasmite al cerebro el impulso de apagar el deseo sexual, es decir, que tiene poco tiempo para los mimos, después de esta primera fase, viene la segunda que es cuando el hombre segrega oxitocina y seretonina, entre otros, que son los encargados de inducir el poderoso efecto del sueño.

Así pues, después del orgasmo del hombre, se produce un periodo refractario donde no puede ser excitado y entonces llega la llamada de descanso del guerrero: Para el hombre el acto sexual es como una especie de combate en la que se queda k.o.

Para la mujer es todo diferente, no tenemos ese periodo de fuerte repulsión, la mujer suele pedir más de lo que el hombre es capaz de dar.

Así que, querida amiga de Liruch se aconseja:

  • Respetar ese descanso y disfrutar del silencio con él.
  • El silencio encierra muchas más palabras que un discurso entero, piensa que las palabras no dichas son las más bellas…

Chicas y chicos disfrutar del finde que ya es viernes!

1 2 3 5