Pareja

Felación es una palabra que viene del latín y significa literalmente “chupar”. En tiempos antiguos era una práctica sexual considerada no factible dentro de la pareja. Esta repulsión social era debido al hecho de que sólo las prostitutas de la época lo ponían en práctica con sus clientes a cambio de dinero. Por esta razón ésta y otras practicas sexuales similares fueron consideradas un símbolo de mala reputación, de perdición y de promiscuidad, de hecho muchos autores importantes escribieron sobre ello.

Hoy en día la felación ya no es objeto de vergüenza o rechazo social, hacerla no es difícil, pero hay que practicarla para obtener experiencia y cada vez conseguir mejores orgasmos. Los hombres y las mujeres aman el sexo oral, ambos hemos aprendido a apreciar los besos, las caricias íntimas y todo aquello que recibimos de nuestra pareja.

Practicar buen sexo oral es muy satisfactorio pero hay cosas que debemos saber.

1- La primera regla básica para un buen sexo oral es querer hacerlo, nunca llevarlo a cabo por compromiso o a regañadientes ya que se dará cuenta y no será agradable par ninguno de los dos. Hacerlo sin restricciones es muy emocionante para la mujer, suele ser un agradable preliminar sexual.

2- No hay que tener miedo de cometer errores, de hecho es como un abrazo entre amantes verdaderamente natural, incluso si es una de las primeras experiencias sexuales, es mejor cuanto más espontáneo es.

3- En general la felación tiene una regla de oro, y es la de no tener prisa, es necesario ir lentamente, mirando y acariciando con la lengua y las manos las zonas erógenas, es muy importante tener calma y dulzura en el sexo oral.

4- Otra regla importante es la de utilizar mucho la imaginación, no hay que llevar a cabo patrones fijos, se juega con la lengua, con los labios, con el paladar y hasta con los dientes (muy, muy suavemente). Déjate guiar por las emociones tuyas y de tu pareja: escucha el ritmo de su respiración y de sus gemidos y así podrás comprender fácilmente cuáles son los mimos que prefiere.

5- Hay muchas áreas del cuerpo del hombre que son muy sensibles a los besos, no sólo se concentra en los genitales, para darte cuenta de ello sólo tienes que explorar el cuerpo de tu pareja: el resultado está garantizado.

6- El Kamasutra posee un buen capítulo sobre sexo oral, desde posiciones muy famosas hasta otras que ni te imaginas.

7- No a todos el mundo le gusta el sexo oral, hay quienes la consideran como una práctica algo sucia y poco higiénica. Teniendo una buena higiene tanto en las partes íntimas como en la boca es suficiente.

8- Mira siempre a los ojos a tu pareja: el contacto de la piel y las miradas hará que os sintáis más seguros de vosotros mismos.

9- No te olvides de usar la cabeza. Si conoces a tu pareja recientemente y no estás segura de sus experiencias sexuales pasadas, recuerda usar siempre precauciones. Hay condones con sabores creados para mantener sexo oral, además de protegerte de enfermedades contagiosas.

Hoy pretendemos ofrecerte desde Liruch una pequeña guía para que puedas hacerle a tu pareja un verdadero masaje erótico y consigáis así el éxtasis.

Vamos a hablarte de masajes, pero no de los típicos masajes que te relaja el cuello, vamos a hablar del masaje por excelencia entre las parejas, ¿sabemos realmente en qué consiste ?, ¿seremos capaces de hacerlo ?.

Hay que decir que este tipo de masaje ya practicaba en la antigua Grecia y Roma, por lo visto sabían muy bien como divertirse, posteriormente fue abandonado hasta la época del Renacimiento, dónde se utilizaba como una fusión de sensaciones que podían llevar a un orgasmo sin hacer el coito.

Recuerda que el masaje erótico se demanda mucho en los salones de masajes, éste no va a conseguir drenar líquidos o hacer frente a la grasa localizada, pero sí conseguirá sentirte muy bien.

El masaje se hace con las manos desnudas, no demasiado calientes y con ayuda de aceites naturales, como el aceite de almendras dulces o el de argán. En ciertas partes del cuerpo algunos aceites pueden causar ardor o irritación, así que se desaconseja usar aceites con glicerina y parafina, hay lubricantes adecuados que dejan la piel muy resbaladiza para disfrutar sin frenos.

Durante el masaje sólo hay que pensar en dar placer, hay dejar los tabúes a un lado junto con los complejos, hay que imaginar y verse como un verdadero instrumento de placer.

Y ahora pasemos a la práctica:

– Pedir que se tumbe boca abajo o sentado.

– Dedícate en silencio a tu pareja, por lo menos en la primera parte del masaje, así podrá relajarse bajo el toque de tus manos evitando hablar.

– En cuanto a la música de fondo no hace falta, en el caso de que se utilice, ponerla muy baja.

– Comienza a masajear con las manos e ir introduciendo también el antebrazo, los pechos, el cabello incluso las piernas y lo pies. La guinda del pastel, las partes intimas sin cubrir. Masajea todo el cuerpo sin dejarte ningún rincón, deja como plato principal los genitales.

– Debes pretender subir el grado de excitación con tu masaje y luego intenta relajarlo un poco para hacerle desear aún más.

– Durante el masaje puedes jugar con tu pareja ofreciéndole un espectáculo visual, asegúrate de que te ve bien y empieza a acariciarte.

– La boca, los besos y la lengua hacen un gran papel, así que utilízalo bastante para transmitir todo el calor y la pasión que eres capaz de dar.

Y llegados a este punto sólo puedo desearos que lo paséis muy bien los dos.

Hoy en día las historias de amor a distancia son cada vez más frecuentes, a veces la vida nos hace amar a personas que viven lejos de nosotros, en cambio otras a veces tenemos que separarnos de nuestra alma gemela por causas de fuerza mayor.

En Liruch se conocen a diario muchas personas de distintas ciudades que por motivos de la vida mantienen una relación, de momento, a distancia.

¿Pero se puede amar a distancia?

La verdad es que la distancia no ayuda a una relación, pero los que deciden vivir un amor así deben de estar dispuestos a tener mucha confianza el uno en el otro. El amor es una energía muy fuerte y adictiva, por ello reclama proximidad, contacto físico y presencia de la persona amada.

¿Qué puede pasar y qué esperanza hay en la pareja?

Como hemos comentado antes lo más complicado de llevar en la distancia es la falta de contacto físico y emocional. De hecho cuando vivimos junto a una persona, se crece y evoluciona de manera, creando un lazo de experiencias, se dice que existe entre ambos un crecimiento emocional extraordinario. La distancia derrumba todo esto, restando amor y experiencias directas, las largas llamadas telefónicas, son incomparables a un abrazo, a una caricia o a una profunda conversación mirándose a los ojos.

La distancia máxima.

La distancia depende de lo exigente que se sea, si es de unos 200km como máximo, la situación puede ser bastante sostenible, en caso de ser más, se requiere más esfuerzo, una mejor organización y un poco de ayuda financiera de ambos.

Por ello, vivir una relación de gran distancia requiere de una gran capacidad para gestionar la relación y organizar el tiempo que tenemos disponible.

Ventajas del amor a distancia.

+ Cada uno tiene su propio espacio, amigos, compromisos y pasiones.
+ No hay posibilidad de aburrimiento o monotonía entre ambos.
+ Se viven aspectos positivos de la pareja.
+ La relación se pone a prueba.
+ Se adquiere mayor conciencia de la relación y nuestros sentimientos.

Desventajas del amor a distancia.

– Falta del contacto físico y emocional.
– Falta de intercambio diario.
– Tristeza y melancolía en su ausencia.
– Continuos viajes.
– Pérdida de confianza.

Ciertamente el amor a distancia no es algo fácil, pero si realmente es un amor fuerte, es muy probable que la pareja termine a la larga en un mismo sitio. El amor siempre triunfa y para que esto sea efectivo tiene que ser cuidado.

El camino hacia la armonía:

1- Nunca se resuelve nada con la desesperación, para que exista una esperanza de una relación a larga distancia, primero hay que creer en ella.

2- No hay que crear una angustia innecesaria si no hay motivo para ello.

3- Siempre que se decida quedar para verse hay que aprovechar el tiempo, así dará fuerzas para afrontar el tiempo de separación.

4- Es imprescindible crear un acuerdo de mutua confianza. Crear una transición de fidelidad y compromiso que se convierte en una elección consciente, en caso contrario llegarán los primeros malentendidos, que serán negativos para la relación.

5- Lo dos tienen que renunciar a algo para poder verse, recuerda que el amor es un toma y deja inconsciente.

6-No se puede descargar la tristeza de la distancia en la otra persona, haciendo esto sólo se conseguirá alejamiento.

Por último y bajo mi punto de vista creo que lo más importante es el planteamiento de ponerle fin a esta distancia, la intención lo es todo en la vida, por eso pienso que si algo se quiere de verdad no hay que dejar que nada se interponga.

En el hombre, las hormonas y la adrenalina bombean en conjunto por las mañanas, momento ideal para tener relaciones sexuales. Para empezar el día no hay nada mejor que un buen rato de sexo, al parecer las parejas que mantienen relaciones sexuales matutinas, no sólo tienen un día más relajado y productivo, sino que su sistema inmunológico también se beneficia.

En definitiva las personas que mantienen este método para empezar el día llegan a ser algo más felices. Está comprobado que sufren menos resfriados, poseen un cabello y piel más brillante y unas uñas más fuertes, si esto lo llevamos a cabo durante al menos tres veces a la semana se reduce considerablemente el riesgo de padecer ataques al corazón.

Las parejas no deben renunciar nunca a una vida sexual activa, para ello hay que alimentarla a menudo, teniendo o no compromisos de trabajo o niños que cuidar.

¿ POR LA MAÑANA O POR LA NOCHE?

“Me gusta hacer el amor por la mañana pero tengo que trabajar temprano…”, esta frase es muy típica, pero a pesar de todo hay que abrir camino cuando se trata de sexo. Al despertar aumenta la tasa de cortisona y el nivel de testosterona en el hombre, ésta puede llegar a aumentar hasta un 30% entre las 9 y las 10 horas.

En definitiva, el sexo despertar vuelve loco al hombre, esto es algo que muchas mujeres no comparten, normalmente para encender el deseo sexual de la mujer hay que esperar a que la jornada de trabajo haya terminado, los niños estén en la cama, y todo esté en orden, ahí es cuando su sistema nervioso autónomo se relaja y el deseo se enciende.

Sin embargo, para las parejas de amantes la hora ideal para tener un buen sexo es entre las 17 y las 19 horas, después de la digestión y la ingesta de calorías, el cuerpo se relaja y pide disfrutar del sexo. Esta etapa segrega una gran cantidad de serotonina (hormona de la felicidad) una buena razón para saborear una tarde de buen sexo.

¿ PRIMAVERA O VERANO?

Los hombres y las mujeres no reaccionamos de la misma manera con la llegada de la primavera, las estaciones del año juegan con nuestros biorritmos.

En cuanto a la mujer, es en primavera cuando se activa su líbido por el aumento de estrógeno, sin embargo para el hombre la óptima es en agosto, los traseros le atraen y la temperatura les sube al compás del verano.

Pero las hormonas no son las únicas que mandan en el sexo: la luz y el sol juegan un gran papel, esto se produce una vasodilatación de las zonas erógenas secundarias aumentando el deseo, la erección y la lubricación.

Así que desde LIRUCH te aconsejamos a que no tengas miedo de estimular el deseo y el amor tanto de día como de noche y tener relaciones sexuales en primavera en verano y cuando se sienta la necesidad natural.

Siempre he tenido la misma duda: ¿Se lo estaré haciendo bien?, ¿Le gustará como lo hago?…

Para salir de dudas al final decidí preguntárselo claramente, le pedí que me asesorara y que me hiciera saber lo que quiere un hombre bajo las sábanas!.

Por desgracia las mujeres normalmente somos reacias a hablar de estas cosas, sin embargo pienso que hay que hablar entre si y proporcionar ideas interesantes, además del sexo oral existen varias técnicas para proporcionar un buen orgasmo a un hombre. Ahora os voy a transmitir estos consejos para volverlos locos de placer.

Recomiendo que sigáis todo lo posible al pie de la letra y sobretodo no avergonzarse al hacerlo, a muchas de nosotras nos da vergüenza, sentimos miedo a quedar mal o parecer torpes, pero lo que os escribo a continuación es para relajarse y ponerlo en práctica.

Pequeños pasos antes de empezar la masturbación.

La música.

La música es ideal para romper el punto muerto de la vergüenza porque abraza el momento íntimo y hace que todo sea más natural.

Se apagan las luces o se atenúan.

Hay muchos hombres que adoran ver a su mujer durante el acto sexual, por desgracia hay mujeres que se avergüenzan y que quieren “hacer el amor” solo en la oscuridad. Si realmente se desea que este tipo de intimidad sugiero que trate de ver cómo reacciona su pareja. Prueba con velas o con lámparas simples con luz suave.

La masturbación masculina

Técnicas de la masturbación:

En primer lugar se tiene que encaminar todo hacia la masturbación, me explico: Por lo general, un hombre quiere penetrar o tratar de obtener una felación, aquí se debe improvisar y desviar estas ideas para poder llevar a cabo nuestro cometido.

Primera fase: La lubricación del pene.

Acariciar el pene a un hombre sin lubricación previa no debería hacerse, por lo tanto proceder a una lubricación completa, se puede hacer con saliva o con un lubricante especializado. Desliza la saliva o el lubricante con las manos cerradas alrededor del pene, hay que imaginarse que la mano se convierte en una vagina. Durante la masturbación siempre hay que mirarse a los ojos y comprobar si él hace muecas de dolor, si esto ocurre vuelve a lubricar.

Segunda fase: Cómo masturbar.

  • La clásica.

La mano debe de estar por debajo de el glande, si el glande no se lubrica y se toca puede crea dolor, ahora mueve hacia arriba y hacia abajo estando sólo en contacto con la piel. Acaricia el glande con cuidado mientras lleva la mano hacia arriba, la piel tiene que cubrirlo por completo.

Durante la masturbación tus dedos deben apretar firmemente sólo la piel y nunca terminar por encima del glande. Déjate guiar por él para darle un ritmo intenso y agradable, no estamos en una carrera, hay que darle ritmo pero dentro de lo normal, y lo más importante es que le preguntes si le está poniendo cachondo.

  • La masturbación con la estimulación de testículos.

He de decir que no a todos los hombres les gusta esta técnica, y siempre debe hacerse con moderación, no aprietes demasiado. Durante la masturbación procede a la toma con la otra mano libre los testículos. No se debe apretar, sólo captarlas, una vez controlado observa la reacción de tu hombre. Si no le gusta interrumpir de inmediato. En este caso recomiendo la mayor calma, especialmente durante la eyaculación, la masturbación testicular es un juego hecho para la intimidad y la sincronía.

  • La masturbación con la estimulación L.

Para estimular el punto L es necesario como siempre que su partes estén limpias, debido a que el punto L está a medio camino entre los testículos y el ano. En este caso, yo siempre recomiendo una buena ducha muy sensual y relajante, luego se tumbarlo en la cama y disfrutar ambos del momento.

¿Cómo estimula el punto L? Para entender dónde están en el punto L toma tu dedo índice y comienza desde el otro extremo de los testículos (escroto) sin presionar, ahora baja hacia el ano y poco a poco aumentar su presión arterial. Dar pequeños pasos hacia el ano para descubrir el punto máximo placer. Te doy un consejo, conozco a muchos hombres que se vuelven locos con estas técnicas y pierden el control hasta el punto de correrse completamente y casi de inmediato. Puedes utilizar esta técnica con moderación a fin de no prolongar el acto, una vez que lo entiendas utilízalo para la gran final!.

  • La masturbación con la estimulación y la penetración del ano.

Probablemente nos estamos preguntando, “pero a mi hombre le gusta ser penetrado en el ano?” La respuesta es sí en la mayoría de los casos, aún así un hombre nunca dirá de hacer tal cosa, por lo general tienen miedo a probar, especialmente los más jóvenes.

Para la masturbación con la penetración simultánea de su dedo dentro de su ano es necesaria lubricación y limpieza por supuesto.

Por lo tanto, recomiendo que sólo sea penetrado el ano con el dedo, después de una excelente lubricación, en este punto también se puede utilizar la saliva. Si deseas volverlo loco totalmente puede tratar la estimulación del ano con la lengua, teniendo en cuenta de utilizar siempre los dedos para penetrar en el momento adecuado.

Amigos y amigas de Liruch, espero vuestros comentarios y opiniones al respecto, os animo a probarlo lo antes posible, abrir la mente liruchos y liruchas que os va a gustar 😉

Se trata de uno de los problemas sexuales más comunes, no hay duda de que éste puede aparecer de repente en el curso de la vida en pareja o incluso manifestarse en una vida sexual sin problemas.

Primeramente destacar que con `deseo’ no nos referimos al placer final que obtenemos tras el acto, sino a una idea que gira entorno a una ‘atracción real’. Lo que comúnmente se llama ‘bajo deseo sexual’ es realmente una molestia de la esfera sexual llamada ‘trastorno de deseo sexual hipoactivo’, éste puede ser natural o intra-psíquico.

En el primer caso, ciertos exámenes dicen que en el cuerpo la mujer hay una disminución en la producción de estrógenos, por consecuencia directa de los cambios relacionados con la edad del organismo o incluso a determinadas patologías crónicas, lo mismo que ocurre con la testosterona en los hombres.

Otras razones pueden ser por el envejecimiento celular, los períodos de alto estrés físico y psicológico que debilita el cuerpo, o la ingesta prolongada de ciertos fármacos que interfieren con el deseo, como determinados tipos de píldoras anticonceptivas, ciertos asteroides o antidepresivos a dosis altas.

En las mujeres, el bajo deseo no sólo es un hecho fisiológico, también es evidente en su propio cuerpo, con el típico coito doloroso y espasmos involuntarios de la pared vaginal que hacen que sea imposible la penetración. El hombre, a su vez, es incapaz de mantener o lograr una  erección completa. También se distorsionan los modos de comportamiento, incluyendo las afirmaciones exageradas, miedo a perder el control de la situación o incluso falta momentánea de la atracción física.

Hoy en día nos dejamos llevar por los estereotipos de la sexualidad, con todo tipo de presiones y normas que se tienen que cumplir por fuerza, hay que dejar a un lado estas normas sociales para lograr la confianza en uno mismo. Esto no es exclusivamente válido sólo para el hombre, sino que también lo es para la mujer, a menudo es considerada como un mero objeto sexual.

En cualquier caso, se debe realizar un examen médico completo para descartar cualquier tipo de problema físico antes de hablar de la pérdida real de trastorno de la líbido. Por otro lado debe explorarse los modos de comunicación y liderazgo en la pareja, así como cualquier problema psicológico o debilidades dentro de la propia persona, como por ejemplo: depresión subyacente más o menos oculta, temores sexuales, o cualquier trauma, tanto físico como psicológico no resuelto.

El terapeuta, a través de metodologías sistemáticas, ayuda a la pareja a ser concebida no como una obligación recíproca, sino como una unidad funcional, el examen de todas las emociones, los conflictos y proceso de pensamiento que evoluciona con ella, para desarrollar la alianza de colaboración entre nosotros transformándolo en algo positivo.

La pareja, por tanto, debe tener el objetivo de superar todos esos trastornos que limitan la evolución de la pareja y la transformación del deseo, que cambia y adquiere nuevas formas, desde la primaria hasta la fusión apasionada de un adulto. Este nuevo sistema de sensibilización mejorará la capacidad de tomar en cuenta el funcionamiento sexual, la investigación de la situación actual y tratar de plasmar los cambios con el tiempo.

La disminución en el deseo sexual no debe subestimarse y la pareja, que lo lleva a cabo, tendrá que ser capaz de ponerse de acuerdo para convenir y cambiar actitudes y comportamientos disfuncionales, con el objetivo de volver a tener una sexualidad plena y satisfactoria con total normalidad.

Disminución del deseo femenino, ¿cuáles son las principales causas?

Los mismos hábitos siempre de la vida en pareja suele desencadenar en la falta de deseo sexual. Hay estudios recientes que han demostrado un aumento alarmante de la falta de éste en mujeres. Las principales causas parecen ser atribuidas a la escasa atención que obtienen de sus parejas, el dedo está apuntando a todos aquellos hombres que descuidan esos pequeños detalles que pueden satisfacer a una mujer, con caricias, seguido de besos y los gestos de afecto.

Otra de las causas de la disminución del deseo ha sido identificado en la cambio de aspecto y el rendimiento de sus parejas, sumando a esto la dependencia que muchas personas dedican su tiempo libre a los deportes, la televisión, redes sociales y amigos, dejando de prestar atención a su pareja.

En resumen, hay una escasez de todos aquellos actos, aparentemente insignificantes, que sirven como el pegamento para la vida cotidiana de la pareja.

Y ahora que ya sabemos algo más sobre este problema, es momento de buscar nuevos amigos o parejas en Liruch, ánimo chicas a por ellos!

El perdón es un largo proceso durante el cual se pasa por diferentes etapas, cada una de las cuales es esencial para ser realmente capaces de superar la brecha creada por la infidelidad. Para entender como llegar al perdón es necesario comprender lo que realmente es, de hecho, a menudo éste se tiende a confundir con la reconciliación pero son dos actos bien distintos.

Perdonar es ser capaz de ver las limitaciones de los que nos hacen daño, es una dimensión más real, es un acto que requiere profundo equilibrio interior y la aceptación plena de los demás. Comprender y aceptar los defectos y debilidades de los demás nos permite convivir mejor con el resto de personas.

Perdonar no es olvidar, sino asegurarse de que el pasado no continúa haciéndonos daño, hay que recordar pero sin dolor. En esta perspectiva, el perdón no es algo que necesitan los que nos han ofendido para deshacerse de sus responsabilidades pero sí es el primer paso.

No es fácil conseguir esto, muy a menudo pensamos que hemos perdonado y esto no es cierto, para disculpar una infidelidad hay que completar una serie de pasos, ya que ésta es una lesión muy profunda y personal, casi comparable a un duelo real.

En la etapa temprana del descubrimiento de la misma es muy complicado olvidar la traición, esto es como decirle a una persona que ha sufrido una pérdida que se olvide de quien se ha ido.

La fase emocional del dolor y la ira son necesarias tras el descubrimiento de la infidelidad, al mismo tiempo, la persona que fue infiel debe permitir que la víctima que fue traicionada exprese fuertemente todo el dolor y la ira que tiene en su interior.

Si la persona autora de la infidelidad se dedica a dar explicaciones racionales del motivo, no está haciendo otra cosa más que amplificar el dolor y la ira de la víctima, sólo después de haberse atenuado la etapa emocional descrita, puede comunicarse con su pareja y preguntar por qué sucedió.

Por lo tanto sólo tras la fase emocional es cuando realmente se puede perdonar, el perdón nunca suele ser total, la herida sigue estando y necesita su tiempo para sanar, por lo tanto hay que tener en cuenta que es un proceso largo y doloroso.

En la sociedad en la que vivimos las separaciones son cada vez más frecuentes, sobretodo entre parejas con hijos. En esta sociedad capitalista cada vez cuesta más llegar a final de mes por lo que se suele convivir separados en el mismo hogar para evitar estos inconvenientes económicos.

Esta complicada decisión implica una serie de problemas que hay que afrontar, poniendo a prueba hasta que punto merece la pena llegar a final de mes. En primer lugar, esta elección está determinada principalmente por el historial de la pareja y el nivel de conflicto, es obvio que puede llegar a ser muy incomodo por lo que vivir separados en la misma casa no tiene que alargarse durante mucho tiempo.

Aunque hay muchas parejas que han logrado tenerse un cierto grado de respeto y de no confrontación, prefieren compartir el mismo techo por razones principalmente económicas, y en muchos casos para permitir que sus hijos crezcan con ambos padres presentes, al menos hasta que cumplan cierta edad que puedan entender las verdaderas razones de la separación, sin embargo, es inevitable que los niños perciban esta distancia en la relación, por lo que pueden empezar a manifestar molestias como ansiedad e incluso estrés.

Los celos o la envidia suelen ser sentimientos inevitables, esto junto con el deseo de querer rehacer la vida con otra pareja, obligaría tarde o temprano abandonar el hogar conyugal.

Por todo ello, es una situación difícil de sostener a largo plazo, que sólo si es respaldada por una serie de condiciones favorables puede mantenerse en el tiempo sin consecuencias muy graves para cada miembro de la familia.

Cuando la situación se vuelve insostenible, a veces llegan soluciones paradójicas como hacer lineas divisorias por distintas áreas de competencia, que también pasan por el lecho del hijo que con el corazón roto simulará enfermedades incurables para restaurar la relación de amor entre la pareja.

Más simple es el caso de aquellas parejas que no han tenido hijos, ellos puede decidir tomarse todo el tiempo necesario para encontrar una nueva vida que incluya nuevas relaciones.

En definitiva es importante que la pareja sepa que existe la posibilidad de vivir de una manera respetuosa para estar separados bajo el mismo techo siendo capaces de dividir los gastos y los espacios de una manera civilizada y serena.

Y ahora que ya sabemos todo esto, es cuestión de alegrarse el día dando una vuelta por los nuevos perfiles de Liruch, la plataforma de amistad y amor líder en España.

En la cultura oriental se había conocido un área particular del cuerpo de las mujeres que, además del clítoris, sería crucial para el desarrollo de todo su placer sexual.

Tras varias investigaciones se dice que el punto G podría ser en realidad parte de la estructura interna de la terminal del clítoris, que se puede alcanzar a una longitud de unos 10 cm en el interior del cuerpo de la mujer.

En las islas de Oceanía había mucha gente con espíritu de vida más alegre y saludable, estos aseguraban que sabían donde se encontraba el punto G de la mujer, de hecho practicaban ‘el coito océano’, que consistía en la inserción de la punta del dedo en la vagina y lo movían como si fuera la cuchara en una taza. De esta manera manera estimulaban el punto G y era algo muy placentero.

En primer lugar hay que aclarar que esta zona no es un botón mágico, que con sólo tocarlo vamos a tener un orgasmo, es un área que si la estimulamos puede proporcionar mucho placer en la mujer, de hecho todas la mujeres lo tienen, pero no todas son sensibles, si es así tener paciencia que todo se consigue.

Muchas mujeres dicen que cuando se les estimula este área directamente sus orgasmos son más intensos que con la penetración del pene. Cuando se aplica presión en el punto G muchas mujeres sienten ganas de orinar, pero si se sigue estimulando lo que resulta es un placer muy intenso que conduce a las eyaculaciones reales y permitiendo, en muchos casos orgasmos múltiples.

El misionero no es una de las posturas más agradables para la mujer. De hecho, el pene excita de esta manera la pared posterior de la vagina, pero no la parte delantera que es donde esta el punto G, aquí se encuentra ese pequeño manojo de terminaciones nerviosas, que bien estimuladas, produce un inesperado grado de satisfacción. Si la estimulación continúa, el útero comienza a contraerse hasta producir un orgasmo muy particular.

El punto G es todavía más misterioso, se cree que puede tener un papel en la maternidad. En el periodo del parto puede ser estimulado por el descenso del feto hacia el exterior, por extraño que pueda parecer, hay mujeres que, a pesar de los dolores del parto, alcanzan un orgasmo solo durante la expulsión del niño.

Localizar el punto G.

Mientras que la mujer está acostada sobre su espalda, insertar uno o dos dedos en la vagina con el fin de mantener tus palmas hacia arriba con los dedos ligeramente doblados. La pared en la que se encuentra el punto G es una superficie rugosa que continúan entre la vejiga y la pelvis, esta es un área súper sensible. Es muy probable que no se reconozca al tacto (aunque se caracteriza por una forma de cúpula redondeada), asegúrate preguntando directamante. No te excedas investigando, ya que es posible que tu pareja note presión y le sea molesto, así que cambia la estimulación y aplazar la búsqueda del punto G, éste es muy divertido para probar.

No tener prisa, realizarla masturbación siempre con gran delicadeza y paciencia, no desanimarse si no se encuentra o si no produce ningún efecto, recordar que en el campo de cuerpo humano y el sexo son todos diferentes.

Buena suerte, y animo amigos de LIRUCH!

Hoy os escribo a través de una conocida para contaros su historia de amor imposible, estoy segura que hoy en día a muchas personas le sucede lo mismo.

Nos remontamos tres años atrás, ella trabajaba en la recepción de un gimnasio y él era monitor del mismo. Al principio la relación entre ambos era meramente profesional, de hecho no hablaban ni una sola palabra fuera del ámbito laboral.

La confianza creció, bromeaban, hablaban,… hasta que el interés de ella hacia él creció, algo que rápidamente quiso quitarse de la cabeza ya que él tenía pareja estable.

Ya hasta los compañeros notaban cierta química entre ellos, y con el tiempo pasa lo que tenia que pasar: un arrebato de sexo y pasión en el gimnasio.

Este tipo de relación lo mantuvieron durante cuatro meses y durante todo este tiempo él no cesaba de ponerle pajaritos en la cabeza diciéndole que era lo mejor que le había pasado, que estaba muy enamorado y que por nada del mundo quería perderla… Pero de repente llega el día que lo primero que él le dice es: ¡Me caso!, ella de repente sintió como si le apretaran el corazón y no la dejaran respirar.

Lucía cambió de trabajo y se distanció de él, dejó pasar el tiempo e hizo todo para poder olvidarlo, lo cual era imposible, sabía que en cualquier momento se volverían a encontrar y así fué: volvieron a retomar lo que era inevitable.

Otra vez esa confianza, la recogía del trabajo, cada momento libre que tenían lo dedicaban a estar juntos: sexo, paseos, comidas, cenas y escapadas de fines de semana. Ella estaba totalmente enamorada de él, lo tenia en la cabeza todo el día e incluso se planteaba dejar a su novio por él.

Cuando Lucía se enteró de que la mujer del chico estaba embarazada, sintió morir, lloró durante días y no tenia a nadie con quien hablar, a veces las personas no entendemos como se puede sufrir tanto por un hombre casado, teniendo ella a su lado un hombre que la quiere infinito.

A día de hoy ella me sigue diciendo que está contenta de que él sea feliz con su vida perfecta, pero por otro lado dice que es horrible admitirlo, por que todavía hoy estaría dispuesta a dejarlo todo, no hay momento en el que no piense en él.

Yo personalmente pienso que a veces nos aferramos a pensar y llorar por un amor que pudo haber sido y no fue, antes que disfrutar del amor que tenemos a nuestro lado.

1 2 3 4 5 9