Independientemente de lo hayas leído o escuchado acerca de las relaciones virtuales, no todo es tan malo como cuentan.

Hay quienes encontraron al amor de su vida.

Internet se ha convertido en la mejor opción para aquellos que no tienen tiempo, (y cada vez somos más). Si deseas conocer a tu amor verdadero o vivir una nueva experiencia, aquí hay ocho ventajas de las relaciones por Internet.

Control

Una de las mayores ventajas de las relaciones por ordenador es que tienes control completo sobre cuándo y cuánto te comunicas con la otra persona. Si una conversación llega a ser demasiado, es mucho más fácil cerrar la sesión, que tener que zanjar una conversación de tú a tú.

Además, siempre sentirás emoción cuando recibas un mensaje de la otra persona. Si te dice algo bonito, puedes guardarlo y verlo más tarde. Los mensajes de tu ordenador ocupan mucho menos espacio en tu habitación que las flores y los peluches.

Hay más honestidad

Si bien todos podemos mentir y no ser detectados, lo cierto es que a través de la pantalla la personas suelen ser más honestas. Se sienten más seguras, cómodas y no tienen miedo de hablar de ciertos temas.

Esto ayuda a que la relación crezca y tenga un mayor significado.

Es emocionante

El hecho de que no estén cara a cara no significa que no puedan verse. Las videollamadas les permitirán tener un contacto más real y puede ser muy excitante el ver al otro y dejarse llevar. Si realmente tienes confianza y lo conoces bien puedes disfrutar seduciéndolo a través de la cámara. Incluso si eres tímida cara a cara, el chat puede ayudarte a ser más jugada y pasional.

Barreras abajo para animarse

Es curioso que cuando viajamos en el metro y nos encontramos frente a un hombre atractivo no nos atrevamos a dar el primer paso que sí daríamos protegidos tras la pantalla de nuestro ordenador.

Por optimista (o triste) que parezca, Internet permite a personas que podrían complementarse a la perfección establecer un primer contacto lejos de esa moralidad que nos impide conocer gente en situaciones cotidianas más propicias.

Puedes ir a tu ritmo

¿Alguna vez te has sentido presionada por un hombre para ir más allá de lo que tu misma quieres? ¿Alguna vez has tenido relaciones íntimas con alguien desde el principio, pero más tarde te arrepentiste? Esto es algo que no sucede en las relaciones virtuales.

Parte del control mencionado antes, es que uno es capaz de establecer el ritmo de una relación sin hormonas o las presiones externas.

La diversión del cibersexo:

El cibersexo, también puede ser muy emocionante.

Hay algo muy “liberar” en ser capaz de hacer o decir cosas a través de un chat o conexión por Skype, que no podrías hacer de la manera tradicional.

Si eres del tipo de personas a las que le gusta hablar sucio, pero eres demasiado tímido para decirlas en voz alta, Internet es tu lugar.

Es menos intenso que el contacto cara a cara

Si eres una mujer independiente y que le gusta su espacio, una relación online puede ser una buena idea. Puedes mantenerlo casual y divertido y decidir luego si quieres que se vuelva algo más serio.

Solo tienes que asegurarte que los dos busquen lo mismo para que ninguno salga herido.

No hay presión por el contacto físico

El hecho de no poder tener al otro cara a cara tienes sus ventajas y sus desventajas. Él no podrá darte un abrazo si lo necesitas o dormir junto a ti en la noche, y el contacto físico es algo necesario en una pareja.

Sin embargo, si estás en un momento de mucho estudio o trabajo el no preocuparte por este factor puede ser una ventaja. Además, también permite conocer mejor al otro desde otro nivel más personal y emocional para decidir luego si quieren que haya contacto o no.